martes, 31 de agosto de 2010

Día 2 - Tropiezo y cojeo.I

Llegué a la primera clase del segundo día con un poco de antelación. Entré y me encontré con una clase en la que en lugar de sillas había una especie de sillones semi-reclinables supercómodos. Pensé en hacer un vídeo diciendo: "mira que bien me lo paso en mis clases". Luego pensé que mejor lo grabaría otro día, cuando conociera a más gente. Grave error.

A los 10 minutos, una chica china, un chileno, un mexicano y yo abandonábamos la clase bajo la atenta (y sospechante) mirada de nuestros ex-compañeros y el profesor. Al parecer, se había cambiado el idioma en el que se impartía la asignatura y si no sabíamos coreano, nos iba ser "very hard to understand". No te jode, si me pongo yo a hablar en español a ver si te es very hard o no...

Como apenas he tenido problemas con mis asignaturas, pues ale, una menos.

Los cuatro exiliados nos dirigimos a la oficina de asuntos internacionales a cambiar la asignatura y a quejarnos. Ya os he comentado que los koreanos siempre sonríen y se inclinan cuando les hablas. Pues no sabéis qué rabia da que hagan eso cuando lo que estás haciendo es quejarte. Además, no he sido capaz de encontrar ninguna asignatura suplente (O bien no se imparten en inglés, o no me cuadran en el horario, o ya las he cursado en España). Ya veré que solución encuentro.

A continuación, por la tarde, me dirigí a la segunda clase del día. También me echaron. Pero en esta a todos. El profesor llegó, presentó la asignatura, dijo el libro que nos tenemos que comprar y poco más. Al más puro estilo español, y olé.
¿Empezar a dar clase si solo queda una hora y cuarto? Nah.... A tu casa!!!

La tercera clase del día empezó regular. Estaba yo rondando la puerta de la clase y veía que llegaban estudiantes, estaban un ratito por ahí y luego se iban. Al quinto grupo de koreanos que hizo eso les pregunté si sabían donde se impartía la asignatura. Chapurrearon un... "aquí no, han cambiado la clase, ven con nosotros".

Por supuesto había una nota que indicaba el aula donde había sido cambiada, pero estaba en koreano y yo de koreano, hola adiós gracias y ponme tres cervezas, poco más.

Entre el poco inglés que hablaban y que la nota únicamente estaba en koreano, mientras seguía a los estudiantes me iba imaginando una escenita como la de la primera clase...

Al llegar, me encontré en una sala con unos 120 - 150 koreanos, de esas semicirculares y con diferentes alturas. (Ya sé que en España también están, pero mis clases nunca han sido así).
Unos estudiantes me hicieron señas para que me acercara a ellos. Me senté y me contaron que eran de Malasya. Les pregunté si entendían koreano (para ver si estaban como yo) y contestaron que sí. Venga va.

A los 5 minutos un hombre trajeado con un micro comenzó a hablar en koreano. 10 minutos después yo estaba a punto de levantarme y largarme cuando el hombre me miró fijamente y pregunto en inglés:

-"¿Hay alguien que no entienda koreano?"

Otra vez. Solo que esta vez no eran 18 pares, si no mas de 120 koreanos girándose en sus butacas (yo estaba en las últimas filas) para ver cómo levantaba la mano lentamente. El hombre me dijo que me levantara y que me sentara cerca de otro profesor (segunda fila). Así que agarré mi mochila y crucé toda la clase bajo la atenta mirada de los koreanos. Me senté al lado de un profesor que me presentó a un americano que tampoco entendía koreano, ufff, y nos fue traduciendo la clase.

Al final puede que sea la clase más interesante. Todavía no me he enterado muy bien pero por lo que he entendido, esta asignatura consiste en construir, por equipos, una máquina. Al final del semestre cada máquina de un equipo compite contra otras. Se trata de, en una especie de campo con una muralla que lo cruza por la mitad, pasar el mayor número de pelotas de un lado del campo al otro. Gana el que más pelotas pase al otro lado. Y todo eso lo tiene que hacer una máquina que nosotros tenemos que diseñar y construir...

Aunque el día ha sido bastante movidito, no tiene ni punto de comparación con lo que me pasó ayer por la tarde...

...que lo escribiré otro día que por hoy ya está bien.


lunes, 30 de agosto de 2010

Día 1 - Empiezo con buen pie

Acerté.

Después de todo el lío del día anterior, la clase era la correcta. De hecho, mientras esperaba frente a la puerta de la clase un par de koreanos vinieron a preguntarme si ésa era la clase de la asignatura.

Al empezar la clase, el profesor anunció que había dos estudiantes extranjeros. El primero, un tal I - I (eso dijo), no estaba presente. El segundo, era, obviamente, un tal Louis. En ese momento todos se giraron y me miraron (18 pares de ojos rasgados sospechando de mí).
Yo sonreí y negué con la cabeza.

Entonces el profesor decidió que lo mejor sería que nos presentáramos uno a uno. Fue siguiendo la lista de nombres (xin xu, xin guan, xin lu y xin xampú... ) y al acabar preguntó:

-¿Hay alguien a quien no haya nombrado?

De nuevo 18 pares de ojos rasgados me acribillaron. Yo sonreí y lentamente levanté la mano. Todos se rieron...

Me presenté a mis compañeros, pero debe se que no lo entendieron bien, porque me pidieron que lo deletreara.

3 minutos y un par de borrones después mi nombre ocupaba toda la pizarra, por encima del nombre de la asignatura y del del profesor. Y allí se quedó durante la siguiente hora.

Además, el profesor me preguntó:

-¿Por qué has elegido esta asignatura?

Y como no se mentir, pues le solté en un inglés chapucero...

-La verdad no tengo ni idea de lo que estoy haciendo aquí. Soy ingeniero químico y elegí unas asignaturas en España. Al venir aquí estas asignaturas no existían, así que he tenido que ir seleccionando asignaturas similares en otras escuelas.

Durante unos segundos nadie dijo nada. Luego se rieron todos e incluso aplaudieron. El profesor también.

Pensé que no lo habían entendido, o que pensaban que era broma, pero recordé que no entienden el sarcasmo. Es decir, lo habían entendido y les parecía gracioso!
El profesor me dijo que no me preocupara y que él además impartía clases de química y que iba a orientar la asignatura en el aspecto químico del tema.

En fin, ya veremos cómo se dan las demás asignaturas...

PD: Ánimo y suerte a los que tengáis Septiembre. Si os sirve de consuelo, aquí ya estamos yendo a clase y con deberes, y sin la esperanza de esas semanitas entre exámenes y el inicio del curso... (para ir a la Feria o lo que sea...) Así que nada... ESTUDIAD PERROS!!!

domingo, 29 de agosto de 2010

Día 0

Me levanté tarde, como casi todos los días. Como ya os expliqué, me dieron un tour por el campus de letras, pero yo quería visitar el campus de ciencias y saber dónde tengo que acudir a las clases. Sé que tenía que haber ido antes, pero esta semana he estado muy liado (El viaje en barco, karaokes, orientations, bares, un treasure hunt que nos organizaron los buddys...), y hasta hoy, domingo por la tarde, no he tenido tiempo de acercarme al campus. (Siempre tarde Miguel)

He de decir que la organización de los KUBA es estupenda, pero la matriculación de las asignaturas es un desastre. De aquellas asignaturas que teóricamente iba a cursar, sólo he podido coger dos. Las demás, o eran en coreano o ni siquiera existen. Por tanto, me he matriculado en asignaturas diversas, en distintas escuelas. (Sí, tengo asignaturas en Industriales, en Caminos, en Materiales y en Mecánica, pero ninguna en ing. Química...)

Aquí, cada asignatura tiene un código que corresponde al número de edificio y a la clase donde se imparte la asignatura. Adjunto al listado de asignaturas hay una lista con cada nombre de edificio y su correspondiente código.

Podéis adivinar qué edificio no aparece en dicha lista... Sí, aquél al que teóricamente me tengo que dirigir mañana por la mañana para mi primera clase.

Me he acercado al college of engineering y he tratado de preguntar a unos koreanos que, como era de esperar, no sabían inglés. De ahí me he dirigido a un edificio y he preguntado al guardia de seguridad. El hombre (que tampoco sabía inglés) ha hecho todo lo que ha podido por ayudarme. Ha ido deteniendo a cada estudiante que pasaba y al final me he visto rodeado de 8 estudiantes koreanos, todos ellos mirando mi lista de asignaturas con cara perpleja (todo lo perplejo que puede estar un koreano con ojos rasgados) y hablando entre ellos.

Como he visto que así no iba a conseguir nada, les he dado las gracias y he guardado todo en la mochila para irme. Entonces el guardia de seguridad me ha cogido la mano y me ha llevado al ascensor... podéis imaginar lo incómodo de la situación. El hombre mirándome y hablando en coreano y yo así... sonriendo...

Me ha arrastrado hasta un departamento de arquitectura y allí hemos entrado en un despacho donde otros dos koreanos han tratado de ayudarme repitiendo las mismas caras que los anteriores 8 al ver que mi edificio no estaba en la lista. Ha pasado una chica koreana por ahí y cuando ha preguntado qué pasaba (supongo que ha dicho eso) me ha cogido y me ha llevado a su despacho, me ha sentado en una silla, me ha ofrecido galletas y agua y me ha dicho que esperara.

10 minutos después me ha llamado para que introdujera mi clave en el ordenador, y mirando en internet me ha imprimido un mapa y me ha marcado el lugar al que tengo que acudir mañana por la mañana.

Me he acercado al edificio, me he metido por un par de pasillos semi-iluminados y he encontrado el aula. Al salir, el guardia de ese edificio (que no me había visto entrar) ha empezado a gritarme y a gesticular. Me he asustado. Lo reconozco. He sacado mi tarjeta de identificación de la universidad, se la he enseñado y me he ido sin apenas explicarle nada.

Ahora son las 12 de la noche y todavía no estoy muy seguro de si mañana encontraré mi clase. El problema es que aquí, a diferencia de España, las clases son obligatorias.

Esperemos que, al igual que España, traten con manga ancha a los extranjeros.

Y esperemos también que cambien el turno de vigilantes, por favor.

sábado, 28 de agosto de 2010

Oriente no cree en el sarcasmo


Al acabar el City Tour y llegar de vuelta a la universidad, una de las "buddy" nos pidió que nos colocáramos para hacernos una foto todos los del grupo. Llevábamos haciéndonos fotos todo el día, para hacerme el graciosete me acerqué a ella y en inglés le dije:

-Oh que bien una foto! la primera que nos hacemos todos juntos!

Ella se me quedó mirando perpleja. Yo le mantuve la mirada. Entonces me agarró del brazo y asustada me preguntó:

-¿Es que no te has puesto en las otras? ¡Nos hemos hecho muchas a lo largo del día!

Yo me quedé mirándola. Realmente no sabía qué decir. Creo que os podéis imaginar mi expresión (¬¬ , ¬¬' ). Despacio, le expliqué que era broma, que sí que había estado en las otras fotos y que era una especie de humor. Ella me miró medio extrañada medio pensando que le estaba tomando el pelo.

Se giró y se fue.

Creo que habrá que buscar otras formas de acercarse a una chica.



PD: Llueve. Llueve mucho. Y cuando no llueve las nubes amenazan. Supongo que fue mala idea llevarme la cámara de fotos a un paseo en barco que nos llevó la residencia el otro día. Esto fue lo último que grabó:




video

viernes, 27 de agosto de 2010

City Tour

Hace un par de días nos llevaron a dar una vuelta por Seoul. El Tour consistía en una visita al museo de historia, comida en un lugar tradicional, un rato de compras y una entrada a un show de artes marciales.

El museo de hoistoria... bueno, pues eso, un museo. Con sus vasijas coreanas, sus libros coreanos, sus trajes típicos coreanos... interesante a ratos.

Lo mejor de la ruta fue el show. Se llamaba JUMP y consistía en una mezcla de teatro cómico (muy gracioso, sin hablar, prácicamente mímica todo) combinado con peleas de taekwondo. Se llamaba Jump pero fácilmente se podía haber llamado FLY, porque los actores pegaban unos saltos espectaculares, con volteretas, giros y toda la pesca.

Tampoco hay mucho que contar del City Tour, quitando que me sirvió para conocer a más exchange students y buddys y pasar un día bastante divertido.

Aprovecho esta entrada para inaugurar los "videos coreanos". Los subiré también al canal de youtube. No confundir con los que ya hay allí, que son los de china! (Aunque en estos se me ve más alto más rubio más guapo y con los ojos más rasgados jejeje)

Este lo presento por escrito porque si me ponía a presentarlo se me pasaba. Son unos vendedores de una especie de dulce que estaba muy bueno que nos encontramos en medio de la calle.

video

Este otro es del rato de las compras.




video

jueves, 26 de agosto de 2010

Korea University Buddy Assistants


Llegué una hora y cuarto tarde a las sesiones de oreintación.

Entré en una gran sala donde un hombre daba un discurso a todos los estudiantes extranjeros. Me imaginé que la orientación consistiría en eso, una charla, un paseo por el campus y au.

Me equivoqué. Nada más encontrar mi sitio, me asignaron un "buddy".

Un "buddy" es un voluntario koreano que te ayuda en todo lo que necesitas y digamos que cuida de ti los primeros días que estás "algo" perdido. Al acabar la charla conocí a mi buddy, chong sik, y nos fuimos a comer. Luego nos dividieron en grupos de unos 20 buddys+extranjeros y nos llevaron a dar una vuelta por el campus.

Es muy interesante visitar el campus de business y economy con todos sus edificios y sus salas y sus jardines. Sin embargo yo no voy a estudiar ahí, y parece ser que los ingenieros (si es que hay alguien más, porque todo aquél que he conocido estudia business o economy) nos las tenemos que apañar un poco mejor. En serio que me ha gustado mucho el campus que visité, aunque creo que no lo volveré a pisar.

Durante estos dos días, chong sik me ha ayudado muchísimo. Me ha ayudado a conseguir un teléfono móvil coreano, una cuenta bancaria coreana, me ha rellenado los papeles para conseguir la tarjeta universitaria (tenía que escribirlos en coreano, hasta mi nombre!!) y me ha ayudado a registrarme como Alien en el ministerio coreano.

Sí, oficialmente soy un Alien. Aunque los que tengan la cara que parece que les han dado un sartenazo sean ellos, el Alien soy yo.

Aquí os dejo una foto de la comida con chong sik. chong sik es el único buddy con el pelo teñido, al igual que es el único que en lugar de ponerse su camiseta buddy la llevaba en la mano y así podía llevar puesta su camisa blanca y camiseta de tirantes granate.

Ah! y baila. Está en el equipo de baile y baila constantemente, además de ir a ensayos de 5 horas de baile. Cuando hablas con él, mientras te escucha, mueve las piernas y levanta los brazos y hace cosas raras con las manos.


En fin, que cada uno saque sus propias conclusiones...

martes, 24 de agosto de 2010

Yo Vs Puntualidad coreana

Cuando sonó el despertador a las 7:30 apenas me acababa de acostar (o eso creía yo).
"Fucking Soujo"- pensé, y tras los correspondientes ducha + desayuno rico en agua salí a la calle con mi compañero.

Era nuestro primer día de universidad.

Teníamos que llevar, según nos habían dicho, 2 fotocopias del pasaporte y fotos de carnet y presentarnos a las 9:30 en el Incheon Memorial Hall. Él tenía fotos y yo fotocopias.

Sus fotocopias no nos llevaron más de 10 minutos, sin embargo la tienda de Kodak que nos habían indicado estaba cerrada, así que nos fuimos preguntando hasta encontrar otra. Abría a las 9:30, hora a la que tenía que estar en la universidad. Frente a la puerta de la universidad había otra tienda que abría a las 10:00.

A las 9:00 le dije a mi compañero que se fuera, que ya me las apañaría yo. Me senté a esperar en la puerta de la que abría a las 9:30.

A las 9:45, desesperado pregunté cuándo abría la tienda de fotos en la pastelería que había al lado de ésta. Me dijeron que a las 10. (Creo, porque todo fue por señas).

A las 10:10 llevaba 10 minutos corriendo por las dos calles que separaban ambas tiendas de fotos y cagándome en la puntualidad coreana.

A las 10:15 me metí en la pastelería a preguntar otra vez.

A saber qué cara de desesperación me verían, que sin entenderme me sentaron, me dieron agua y llamaron por el móvil a la dependienta de la tienda de fotos.

A las 10:30 tenía mis fotos tomadas pero "para recoger a las 3 pm". No sé qué le diría en inglés y en español a la pobre coreana para que corriendo encendiera el ordenador, enchufara el photoshop y pese a mis insistencias de "no-hace-falta-que-la-retoques-imprímela-ya-por-Dios" estuviera un ratito intentando camuflar mi aspecto (podéis haceros una idea, entre la resaca, el sudor, el cansancio y el enfado, lo que se dice sonriendo alegremente no salí).

Nada más recogerlas corrí. Corrí como hacía tiempo que no corría. Corrí hasta la universidad y seguí corriendo, cuesta arriba, sin saber muy bien hacia donde corría. Lo peor no era la humedad, ni el sudor, ni el dolor de piernas, sino que llevaba una hora y media recordando cómo mi madre me había dicho: "Sácate las fotos aquí en España y una cosa más que te quitas de encima..."

A las 10:45 llegué a mi destino, donde debería haber estado a las 9:30.

Sólo llevaban 15 minutos de presentación y sí, las fotos no era necesario llevarlas ese mismo día.


lunes, 23 de agosto de 2010

Soujo first time

A mi compañero Francés y a mí nos apetecía cenar algo. Eran las 9 de la noche de ayer y decidimos dar una vuelta por la única calle que conocemos. En ella hay bares, pubs, restaurantes, karaokes, salas de billar, cybers, tiendas de ropa... todo "apiñao". Nos dejamos llevar por el olfato, y nos dirigimos a un sitio que olía bastante bien donde cocinaban pollo. Entramos y el camarero nos indicó que subiéramos al piso de arriba. Mientras subíamos, un chico coreano en inglés nos preguntó si éramos estudiantes de intercambio y si habíamos quedado allí con más estudiantes. Le dijimos que no, así que el nos invitó a unirnos a su grupo de extranjeros con los que iba, resulta que aunque su familia era coreana él era alemán y estudiante de intercambio también.

Y así fué cómo mi compañero Francés y yo conocimos a un grupo de diversas nacionalidades que nos invitó a cerveza y con los que luego nos fuimos a probar el Soujo. El Soujo es una especie de vodka que aquí se bebe mucho. Un alemán, dos franceses, 3 suecos, 1 Australiano, 1 inglés, un chino y yo metidos en un bar de Soujo barato... No creo que haga falta entrar en detalles, pero os podréis imaginar mi estado cuando esta mañana ha sonado el despertador a las 7 y media para ir a la universidad (primer día) para asisitir a un "Orientation day"...

Seguiría pero me tengo que ir, quedada para "exchange students"...

domingo, 22 de agosto de 2010

MADRID - SEOUL, Ríete de Willy Fog


Salí de Barajas a las 2 de la tarde. Vuelo soso y aburrido en el las azafatas se pasan más rato bailando las salidas de emergenica y vendiéndote "diutifris" que lo que realmente dura el trayecto.

En Frankfurt, al hacer el check-in, recibí mis primeras dos sorpresas. La primera, el vuelo había sido retrasado (algo de esperar, el de madrid había salido bien...). La segunda, me ascendían a clase Business por la patilla. Gran sorpresa, tampoco pregunté mucho por qué (A caballo regalado...).

Así que embarqué saltándome la cola de tropecientos coreanos que me miraban y s
ospechaban (aquí siempre sospechan y traman cosas, con esos ojos...) y me senté en mi butacón. Era muy cómodo y en el lateral tenía un mando a distancia que hacía las veces de mando de videojuegos y teléfono. A mi lado se sentó una coreana joven con la que traté de practicar las pocas cosas que había aprendido antes de salir de España en c
oreano. Al ver que subía el volumen de su película y no se quitaba los cascos para contestarme cada vez que le decía algo, pensé que sería mejor no molestarla...

En el avión me dieron de cenar y de desayunar. Cené Bibimpap, que estaba muy
muy rico, y mezclado con hambre más, y desayuné una especie de pasta de arroz con algas que me hizo echar de menos las tostadas con mantequilla y una taza de café.












Tras mi no-sueño y el desayuno aterricé en Incheon Airport y me dirigí a la salida rodeado de Coreanos sospechosos. Pese a ser ellos los sospechosos, al único pardillo que le hicieron abrir las maletas y le cachearon fue a mi, que tengo una cara de santo que no me la aguanto...

Por fin crucé la salida y busqué a los que deberían ser mis mejores amigos, los KUBA (Korea University Buddy Assistance), que son los voluntarios que te ayudan para que no te pierdas ni te vayas pa'l norte... Algo así como la versión española de los que se quieren ir de Erasmus y para ganar puntos pues se pegan palizas en el aeropuerto esperando a los extranjeros para meterlos en un bus y sonreirles diciendo "Welcome!!". Más o menos eso hicieron conmigo, y fui subirme al autobús y dormirme.

Cuando desperté, me encontraba delante de mi residencia, la CJ International, armado con dos maletas y la funda del portátil, esperando descubrir qué misterios me esperaban dentro...

TU BI CONTIINUEE