lunes, 27 de septiembre de 2010

Korean Folk Village




El otro día me fui a pasar el día con los Kuba a una aldea típica koreana. Tras 15 minutos en metro y 40 en autobús abandonamos Seoul y llegamos a un lugar perdido en el monte cerca de Gyeonggi-do.

El lugar era una reconstrucción de una aldea antigua, con sus cabañas, sus huertos... El lugar era enorme, con sus zonas donde cocinaban comidas típicas, un lago enorme, un río que cruzaba la aldea... la verdad me vino muy bien para juguetear un poco con la cámara (y como todavía no se sacar los vídeos que hice, pues hala fotos como churros...)

A mediodía asistimos a varias actuaciones típicas (koreanitos vestidos con sus trajecitos típicos). Os dejo aquí unas cuantas fotos.

Tamborileiro leiro lo leiro


Extraño juego tradicional (Donde estén los chitos...)

El 7 Eleven más antiguo de la historia (aquí lo de las convinient store se lleva mucho)


Haki koreano

El Fary recién levantado haciendo acrobacias. El abanico le quita todo lo majestuoso que podría tener el abuelete.

Esta simplemente es para que digáis "ooohh"

La piedra de los deseos. Escribías un deseo y lo atabas en las cuerdas.


TURÚUUUUUUUU!!!!


De tertulia en la pagoda (No está preparada noooo...)

Acrobacias a caballo... alucinante!

Más acrobacias!

Vale sí, quizás demasiadas fotos de caballos y acróbatas

Rohirrim!!!!! (freak point?)

Lo de las posturitas ninja ya es forzar... viene de serie con los koreanos.


A veces, cuando visitas un lugar así, o un museo, o una exposición... la sorpresa inicial se va transformando en aburrimiento, ayudado por el cansancio de las piernas y el hambre. Sin embargo, después de comer, (no tengo fotos de la comida típica koreana porque lo primero es lo primero) uno de los Buddys nos entregó unas normas para jugar a un juego y desapareció tras dividirnos en equipos. Como habréis visto en las fotos, el juego iba de pegatinas en la frente.

Por equipos, teníamos que completar misiones que el Buddy en cuestión enviaba a un miembro de cada grupo al móvil (la mayoría consistía en encontrarle siguiendo diversas pistas). Además, dependiendo de las estrellas que llevaras en la frente, podías robarle estrellas a grupos contrincantes si les atrapabas.

Como con los ko-yon games, mi primer pensamiento fue "Omojor nos ponemos ahora todos a corretear por la aldea para quitarnos las estrellitas de la frente". 10 minutos después, un grupo de unos 20 universitarios corría y gritaba por el centro de una aldea koreana.

Para conseguir estrellas saltamos a la comba, jugamos al haki koreano, lanzamos unas cañas para encestarlas en unas tinajas... peor que los chiquillos vamos.


Éstos somos mi grupo completamente perdidos

Miguel 5 estrellas (en este momento iba ganando, luego la pifié un poco)


Tras pasar el día en la villa koreana volvimos a Seoul a tomarnos unas cervezas y cenar en una barbacoa Koreana (de esas que te gustan a ti Rafa!).


Por cierto estoy liado. Y no es porque esté enganchado a House (que también). Aquí ya estamos que si con controles, entrega de informes, exámenes... me río de Bolonia.


Proximamente... MT, acampada con los kurutogui!!




Esta para Andrea

sábado, 25 de septiembre de 2010

Chu Sok en House



Chu Sok es algo así como el día de acción de gracias. Y como los koreanos son de mucho trabajar y poco festejar, pues se cogen puente de lunes a jueves (y muchos, los más listos, viernes incluido).

Además es un momento en el cual se reúnen todos con sus familias y comen una especie de dulces hechos con pasta de arroz.

Yo como lo de ir a reunirme con mi familia me quedaba un poco lejos, me quedé vagabundeando por Seoul.

Durante el Chu Sok asistí a dos MT, uno con los Kurutogui y otro con los Kuba (Ya os contaré lo que es MT... chán cháaaan!!).
Además me dediqué a estudiar (si ya, pero es que esto lo lee mi madre), quedé con Romi, que me llevó al cumpleaños de su hermano (Y tiene un sentido del humor malísimo como yo!!) y a darme unas vueltas por la capital. Uno de estos días quedé con un buddy para ver un poco el centro de la ciudad y echar unas fotos.


Miguel haciendo el tonto 1

Miguel haciendo el tonto 2

The lonely general

Unos carruajes muy... horteras

¿Pura casualdiad?

Un arroyo que cruza por el centro de Seoul

Pirulo tropical

Pues eso, unas fotos.

Además aproveché para poner lavadoras, y tuve una experiencia terrorífica.

Como tantas otras veces, cogí toda la ropa y la metí directamente en la lavadora. Obviamente no rebusqué los bolsillos, es más divertido darte cuenta de que tenías un pañuelo o un papel en el bolsillo cuando todas tos camisetas negras lucen un bonito estampado pelusillas. Sin embargo, antes de poner en marcha la lavadora, observé una de las camisetas rojas que me compré aquí para los KoYon-games, y, súbitamente, un pensamiento se me metió en la cabeza.

"Uy, una camiseta nueva y de un color muy vivo, mejor voy a lavarla por separado no vaya a ser que destiña..."

Algo va mal. No es normal que semejante pensamiento de madre se me ocurra así porque si. El mundo se acaba gente, os lo digo yo!

Saqué esa y las otras dos camisetas rojas que me compré (una para cada día) y las lavé con detergente en el lavabo del cuarto de baño. Por descontado destiñeron y el agua se volvió rosa.

No se que está pasando aquí, pero no es bueno. Ahora mismo debería lucir unos bonitos calcetines rosas y estar maldiciendo mi despiste.

A propósito de calcetines, qué gran idea tuvo mi madre al decirme que renovara calcetines antes de venir a korea... que aquí se descalzan al entrar a los sitios!!
Ya me imagino entrando al club de guitarra el primer día...
"Si, hola, yo soy Miguel, soy español y... ese de ahí abajo que se asoma por el calcetín es mi dedo gordo del pie derecho..."

Gracias mamá!




PD: He cometido un error. Viendo que tenía tiempo libre por delante y estando un poco aburrido, decidí verme un capitulillo de House (que nunca lo había seguido).
Quizás ahora entenderéis porqué no he actualizado hasta hoy (y es porque el megavideo me va lento)

PDD: JR, no escribiré acerca de la comida hasta que no encuentre lo que tu y yo sabemos...

martes, 21 de septiembre de 2010

Cómo NO comprar una cámara en Seoul

Ya está. me he comprado una cámara de fotos. Pero eso sí, no ha sido nada fácil...

Hace un par de semanas me fui a Yongsang, un lugar en Seoul donde venden muchísimas cosas de electrónica y tecnología.
Llegué allí con mi libretita y mi cámara de fotos, pues me habían dicho que se podía regatear.
Durante una hora, me dediqué a ir de escaparate en escaparate por el centro comercial preguntando modelos y precios. Disimuladamente les mostraba la libreta a los vendedores donde se veían los precios que otros vendedores ponían a las mismas cámaras. Cada vez que veían un precio, me sugerían otro ligeramente menor.

Cuando recopilé unos cuantos modelos y precios, me volví a casa y le mandé la información a mi amigo Juan, que de fotografía sabe un rato.
Tras escribirnos un par de mails y hablar por skype, ambos decidimos cuál sería la mejor cámara a comprar con un presupuesto determinado.

Hace una semana me dispuse a realizar la compra. Aquí os dejo una guía de cómo NO comprar una cámara en Seoul:


Lo primero que debes hacer, si vas a ir a comprar una cámara, es elegir un día en el que no tengas nada más que hacer. En mi caso, y como tengo clases todos los días, eso no era posible.

A continuación, es muy importante que no te quedes dormido. Si pensábas salir a las 9, sal a las 9, o a las 8:45. No a las 10:15 y sin desayunar porque "joder! que son las 10 y me he quedado dormido!" - Este punto es muy importante y te acordarás de él a lo largo del día si no lo haces bien.

Está claro que al vivir en un país extranjero y con un idioma y alfabeto distinto, puedes tener problemas. Por ello es recomendable que prestes atención al metro y a las estaciones que quedan para tu destino. Es preferible que vayas mirando el mapa del metro en lugar de ir pensando en robots y pelotas de golf. De esta manera no te pasarás de parada.

Si tienes la mala suerte de pasarte la parada, intenta que sea una en la que la siguiente parada está un par de calles más abajo, y no cruzando el río (1km de ancho) y luego un poco más allá.

Al llegar a la parada siguiente, como todo el mundo, tratarás de coger el metro en la dirección por la que has venido. Mira bien que eso no siempre es tan fácil.

Si estás en un andén de metro, en una ciudad como Seoul, a las 12 del mediodía y durante 10 minutos no ha pasado ningún tren y eres la única persona esperando... sospecha.

Está bien que preguntes a los operarios que vienen a arreglar una bombilla mientras les ayudas a sujetar la escalera, pero si no entiendes la respuesta, aunque asientan con la cabeza... sospecha dos veces.

Cuando por fin llegues al destino, recuerda que no tienes todo el día del mundo, pero no compres con prisas, busca un buen precio.

Tranquilo, no hace falta que te acuerdes de que no has desayunado y de que no has comido nada, tu tripa se encargará de hacer eso por ti.

Cuando por fin hayas visto varias cámaras, hayas encontrado un precio razonable (lo que tu venías a pagar) y digas OK, ¡enhorabuena!, te invitarán a un café que en cualquier momento habrías rechazado pero que, inexplicablemente, te sabe a gloria.

En Seoul, las cámaras vienen en japonés, por lo que el simpático hombre de la tienda (simpático una vez que le dices que le compras la cámara) te dirá que en 5 minutos te cambia el idioma. Cuando lleve más de 10 minutos descargando drivers y aquello siga en japonés (rallita rallita palo palo y no es koreano), sospecha que a lo mejor lo de los 5 minutos era ironía, aunque sería la primera vez que un koreano se hiciese el irónico.

Una buena idea es mirar cuánto tiempo tardas en llegar al destino para calcular cuánto tardarás en vovler. Teniendo en cuenta que no te da por irte a hacer turismo a estaciones de metro perdidas por Seoul. En mi caso, 40 min de metro de vuelta me esperaban a las 13:15, y la clase (asistencia obligatoria que ya verás tú si no vienes) empezaba a las 14:00.

Es recomendable que al comprar la cámara vuelvas a casa y la dejes allí para no tener que llevarla encima todo el día. También es recomendable comer, y mira tú por donde no simpre puedes.

Cuando compré la cámara corrí. Iba a escribir que corrí como nunca pero eso ya me pasó hace unas dos semanas (me temo que aquí en korea las cosas se repiten).

Corrí directamente hacia la universidad, sin pasar por casa, sin comer, sin tomarme nada...

Llegué a las 14:05 a clase (camiseta sudada gartis). Entré y me senté sin apenas mirar a nadie. El profesor llegó a las 14:07.

Es la primera vez que un profesor koreano llega tarde.



Aquí os dejo mi dirección del colegio mayor, por si queréis mandarme algo o cualquier cosa...

CJ International House
Korea University
Anam-dong, Seongbuk-gu
Seoul 136-701
KOREA

domingo, 19 de septiembre de 2010

Creativity in Machine Design


Supongo que es normal que mi madre me dijera que no hago más que hablar de las fiestas pero que me he venido aquí a estudiar y no a beber y a festejar. Al fin y al cabo es mi madre y es lo que me tiene que decir.
Pero cuando te lo dice alguien como Diego (Que ahora estará festejando en Bous, pásalo bien Maic), decides que en lugar de escribir acerca de la acampada con el club de guitarra que tuve el viernes, deberías escribir acerca de algo más relacionado con la universidad (Y que no sean los Ko-Yon games).

Por tanto os voy a contar mi clase de diesñar robots, y as
í de paso abro el nuevo concurso llamdo: "Ayuda a Miguel a macahcar a los koreanos!"

Básicamente consiste en que si tenéis un rato, me echéis una mano con el diseño del robot que tengo que fabircar, porque realmente creo que mi grupo tiene algunos problemillas.

La clase en si se llama Creativiy in Machine Design, y es una clase en la que somos 150 estudiantes y la asistencia es obligatoria. Para controlar la asistencia, en lugar de pasar lista nos asignan un sitio fijo, y si no estás ahí a tiempo pues falta.

Ahora me llamo Niguez Armero... que es mucho más fácil de pronunciar ¿?

En la segunda clase, y para ayudarnos a aprdender a trabajar en equipo, nos dieron un fajo de pajitas, dos cutters, una lata de cafe y media hora para construir una torre que levantara la lata. El equipo que consiguiera colocar la lata a mayor altura se llevaba todas las latas...

La verdad aunque un poco complicado, resultó divertido. Sin embargo no es fácil trabajar en equipo con gente que no te entinede. Si tienes una idea, se la dices en inglés al americano. Entre el americano y tú tratáis de explicarsela a los dos koreanos que saben "algo" de inglés. Cuando más o menos lo han entendido, esperas a que lo traduzcan en koreano al resto. Y luego todo el camino al revés para recibir la respuesta.

Nosotros empezamos a diseñar torres y estructuras que parecía eso el Empire State. De repente el profesor nos dijo que quedában 5 minutos y nosotros sólo teníamos enganchadas un par de pajitas que habíamos unido para practicar las juntas. En 5 minutos vimos como nuestros sueños de la torre de Babel se reducían a tratar de enganchar lo que ya teníamos montado de forma que no se cayera y con un poco de equilibrio meter la lata entre las pajitas.

No se muy bien cuántos grupos seremos, unos 20 calculo yo, y conseguimos quedar quintos!!
(Hay quien no consiguió ni que se soportara la torre)

Mi grupo con la lata de café.

Y hablando del concurso, las normas de la competición son bastante sencillas. Dos equipos, un campo con una elevación en el centro y consiste en tratar de colocar el mayor número de bolas de golf en el campo contrario en 3 minutos. Se pueden construir hasta 2 robots y se dispone de un máximo de 6 motores. Las piezas a utilizar están limitadas por un catálogo que nos han proporcionado. Y bueno básicamente eso es todo. Si alguien tiene alguna idea... se agradece!!

Cada dos semanas tenemos que realizar un informe individual con los avances que hayamos tenido. Voy a ver si os puedo subir los míos y os hacéis una idea de por donde van los tiros...





jueves, 16 de septiembre de 2010

Ko-Yon Games - Locura final




La última noche de los Ko-Yon Games es una invitación a la locura. En el barrio de Anam, que es el barrio de la Korea University y también el barrio donde yo vivo, se concentran todos los estudiantes que han asistido a los Ko-Yon Games.
Desde las 6 de la tarde, toda la comida y la bebida que se pide en los restaurantes y bares es gratis.


Puesto de cerveza gratis en la calle
´

Yo llegué con mi grupo de Kubas y en seguida nos cobijamos
en un restaurante. Nos sirvieron comida y bebida automáticamente y sin pagar un Kwon.
¿Y quién paga todo eso? ¿La Universidad? ¿El gobierno? ¿Las madres?
Bueno pues aquí el sistema funciona de la siguiente manera. A cada local acuden ex-estudiantes ya graduados. Sueltan un fajo de billetes y pagan por todo lo que se vaya a consumir durante la noche. En nuestro caso vinieron unos abuelos que se graduaron en el 72.

video

Aquí estamos con los graduados. Insistieron en conocernos y me ofrecieron un vaso de Horchata, como podéis ver.


Durante la noche, los grupos de estudiantes vagan de un lugar a otro bebiendo y comiendo. Si llegan a un lugar y está lleno, o bien se van, o bien piden que un grupo que lleve allí demasiado teimpo se vaya y les deje sitio. Para ello, los que pagan les piden que pasen una prueba, que puede consistir en cantar/bailar una canción, beberse una jarra de litro de cerveza de trago... Si lo consiguen se quedan en el sitio y si no pues se buscan otro.

video
Aquí un grupo de estudiantes nos quiso arrebatar la mesa pero no lo consiguió.

Además de toda la locura que esto conlleva, en el mismo barrio también acuden los alumnos de Yongsei. Los azules y los rojos se retan y se desafían con canciones en el centro de las calles. Sin embargo, la rivalidad no es como la que tenemos en europa, ya que aquí siempre acaban abrazados y cantando unos las canciones de los otros.

video
Combatiendo contra los Yongsei


video´


En un momento de la noche, me separé del grupo para ira ver a mi buddy que tenía una actuación callejera. Cuando llegué me dijo que tenían un problema con el equipo de sonido y que volviera 20 minutos más tarde. Volví a llamar a mi grupo de Kubas y me quedé sin saldo sin saber dónde estaban exactamente.


De repente me vi completamente solo, rodeado de cientos de estudiantes borrachos, y sin forma de encontrar a nadie. Por supuesto ni se me ocurrió volver a casa, simplemente empecé a andar.


15 minutos después me encontre con los Kurutogui, el club de guitarra acúsitca, bailando en círculo con algunos Yongseis. Me uní a ellos y todos gritaron mi nombre cuando me vieron. Luego les acompañé en la odisea de bar en bar.

video
Un Kurutogui "presentándose"



Encuentra a Wally!



video
Tuna Coreana!!! (O algo similar...)


Poco a poco, se fueron yendo o separando para juntarse con otros grupos (de su clase, de su carrera...) y al final me quedé con un Malayo (un tipo muy majo del Kurutogui) que me preguntó si quería seguir o si me iba dormir. Yo le dije que siguiéramos. Me contestó que me iba a llevar a un lugar con sus amigos pero que a lo mejor no me gustaba mucho porque sólo hablaban koreano y no iba a conocer a nadie.


Le seguí por las calles de Anam hasta el campus de ciencias de la universidad (mi campus). Entramos y nos metimos en un edificio, y dentro del edificio en una habitación que al parcer tienen reservada para ingenieros de mecáncia (aquí soy ingeniero de mecánica). Cuando entré un par de chicas gritaron mi nombre y me dijeron que me sentara con ellas. Una de ellas la conocía ya del Kurutogui y la otra me reconoció porque al parecer voy a una clase con ella (ella sería una de los tantos koreanos que me inspeccionó la primera semana cuando levanté la mano por no saber koreano).

De repente todos querían conocerme y no hacían más que preguntarme cosas y explicarme/enseñarme palabras en koreano alrededor de una mesa llena de comida y bebida que pagaban los estudiantes de los últimos cursos.

Cuando me di cuenta ya era de día y los Ko-Yon Games habían terminado... al menos por este año.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Ko-Yon Games - Allá van con el balón en los pies



Sin apenas haber descansado llegamos al estadio de fútbol para presencia el partido de Rugby. El ambiente era bastante similar al que tuvimos en el partido de Baseball.

video
Inicio del día



Power rangers, camisetas y bufandas rojas y azules, cerveza, manos gigantes y las mismas canciones. Al prinicpio las gritas y las bailas como si te fuera la vida en ello. Luego, cuando ya has oído 20 veces la misma canción en 3 días, la bailas y la cantas así de carrerilla. Cuando la oyes cien veces te entran ganas de matar al cantante y estrangular al guitarrista con las cuerdas de la guitarra. Pero, en lugar de ello, saltas y gritas como todos los demás.

El partido de Rugby no fue gran cosa, (tampoco entiendo de Rugby) alegría, fiesta y gritos cuando anotábamos y tristeza cuando perdimos, como en baloncesto.



Tras el partido de Rugby vino el de Fútbol, y la cosa sí que se volvió loca. Se llenó el estadio. Todo. Camisetas rojas y azules se movían sincronizadas y gritaban. Parece mentira que después de dos días así aún me sorprendiera ver hasta que punto se vuelven locos los koreanos. Salieron los jugadores y comenzó el partido.


video
Musiquilla manga!!


Este partido sí que queríamos verlo, aunque los koreanos se empeñaran en abrazarnos y pedirnos que nos pusiéramos de espaldas al campo para bailar y cantar las mismas canciones. Junto con unos extranjeros más nos fuimos a otro lugar del campo a ver el partido "tranquilamente". Por el camino me encontré con los delclub de guitarra acústica y estuve un rato con ellos animando:

Kurutogui

Durante los Ko-Yon games, empatamos en Baseball, perdimos en Baloncesto, perdimos en Hockey y perdimos en Rugby. Eso si, en fútbol ganamos 3-0, y no podéis imaginar la locura que invadió las gradas rojas cuando el árbitro pitó el final del partido. Por un momento volví a vivir la plaza del torico del 11 de Julio de este año.




video
En la canción del final, el estribillo básicamente consiste en gritar a pleno pulmón.
Al final, repites el grito pero "un poco" más agudo...



video
Pasando desapercibidos.



video
Esta canción la tocan siempre que se anota un tanto.





Esta para el 7 de Almería




Tomas falsas incluidas!!

video



Y a pesar de la locura de todo el día y del día anterior, ninguno de nosotros nos podíamos imaginar lo que nos esperaba esa misma noche...


Continuaráaaaa




martes, 14 de septiembre de 2010

Ko-yon games - Highway to heaven

Sin duda la peor noche por el momento.
Nos dijeron que había una fiesta en una discoteca (Heaven) donde iban a ir tanto los de Korea Univ. como los de Yongsei Univ.
Nosotros nos apuntamos y nos fuimos en metro, unos cuantos extranjeros de la residencia. Al llegar a la parada, nos encontramos con otro grupo de extranjeros y fuimos juntos. He de decir que aquella noche llovía. Pero no de esa lluvia que caen cuatro gotas y no sabes si abrir el paraguas o no. No. Llovía que parecía que estaban vaciando piscinas sobre tu cabeza.

De repente, con la confusión de la gente y la lluvia, medio grupo desapareció, y me quedé con mi amigo italiano y los nuevos extranjeros. Preguntamos cómo llegar a la discoteca y nos dijeron que se podía llegar caminando, así que nos empezamos a adentrar en un barrio lleno de restaurantes y bares, pero no encontramos la discoteca.

Volvimos a preguntar y nos dijeron que fuéramos en taxi. Sin embargo, ningún taxi nos quería recoger. Paraban, preguntaban a dónde y luego se iban. La otra mirtad del grupo sí había conseguido el taxi y ya estaba en la discoteca. Tras media hora sin conseguir el taxi y completamente mojados, le pedimos al dependiente de una Convinient Store que llamara a la centralita de taxis. Tras 15 minutos y unas cervezas dentro de la tienda nos dijo que no podían mandar taxis, que estaban todos llenos. Decidimos entonces parar un taxi para volver a casa, ya que se nos habían pasado las ganas de fiesta (teniendo en cuenta que a partir de esa hora había que pagar unos 20-25 euros para entrar).

La verdad, conocí a esta gente nueva y nos echamos unas risas. Al cabo de una hora de no parar taxis empezamos a tomarnoslo a broma y a vacilar a los taxis que pasaban, ya sabiendo que no nos iban a llevar. También influyó que a la media hora de no parar taxis nos metimos en un bar a echarnos unas cervezas, con la esperanza de que parara la lluvia. Seguimos parando taxis cuando vimos que no es que fuera a parar, si no que iba a más cada vez.

Como podéis imaginar, no conseguimos parar un taxi tampoco para volver a casa.

1 hora y media, un par de broncas e insultos con taxistas y medio Seoul pateado después, un hombre se nos acercó y nos dijo que nos llevaría a casa por 25 euros, a los 5 en su coche.

Aceptamos sin dudar y volvimos a casa.


PD: Ya he subido los vídeos del Baseball y del Baloncesto... mañana si todo va bien Rugby y Fútbol!

lunes, 13 de septiembre de 2010

Ko-Yon Games - Superando expectativas



No cuesta tanto madrugar si se hace para ir a un evento como los Ko-Yon games.

El primer partido al que asistimos fue el de Baseball. Llegamos todos juntos al estadio olímpico luciendo nuestras camisetas rojas y no sentamos en las gradas.

video

Poco a poco se fue llenando de koreanos. En el campo, los Power Rangers animaban y un montón de gente iba de un lado para otro preparando el partido.

Cuando el grupo de música empezó a tocar las canciones, todos los koreanos se volvieron locos y empezaron a saltar y a gritar y a animar. En frente los azules (Yongsei) hacían exactamente lo mismo.

Yo me uní a los cánticos y a los bailes que anteriormente había aprendido en el Cheering Orientation.(Ko-Yon Games Preliminares)



Cuando me dí cuenta el partido ya había empezado y ya habían cambiado de equipo bateador!
Tanto los Power Rangers como toda la afición no paró de cantar y bailar las mismas canciones durante horas, sin apenas prestar atención al partido!!

video
Aquí se puede apreciar como todos gritan Arriba! Arriba! Arriba arriba arriba!!


video


video
Los del final, que parece que se pegan, realmente bailan. En una de las canciones, hay un momento en el que te tienes que empujar con la gente de tu alrededor como si de un pogo se tratara. En este caso al pobre del centro le ha tocado la peor parte.

La bandera de los KUBA

Power Rangers!!!

La verdad es que fue divertidísimo y causaba mucha impresión ver las dos mitades del estadio bailando cada una a su ritmo y haciendo exactamente lo mismo.



No pude ver acabar el partido porque nos tuvimos que ira a ver el baloncesto. Cuando entramos al pabellón, encontramos la misma situación que en el partido de baseball pero en un espacio más pequeño.

video


Además, a parte de los Power Rangers estaban los "whities", que son los animadores que conocí el día del borracho cojo. Más tarde aprnedí que se llaman Young Tigers.
De nuevo gritamos y saltamos las mismas canciones y pedimos nuggets y más nuggets!!
Fue una lástima ver cómo perdíamos justo al final, después de haber ido ganando en el tercer tiempo.

Los jugadores lloraban, los estudiantes lloraban y entre llantos y caras de tristeza seguían animando y aplaudiendo. Mientras tanto, en el campo rival los azules llevaban toda la fiesta y grtiaban y cantaban MÁS.


¡Por cierto, un saludo a todos los feriantes!

Esta conexión no me deja subir más videos y no se porqué!!
Tengo uno del descanso del partido de Baseball, en el que proyectaron vídeos como de burla de una universidad y la otra. La nuestra, entre ellos, puso el de Hitler (Manglano) subtitulado en koreano supongo que diciendo cosas de los Yongsei. Lo tengo pero no puedo subirlo!!!
También tengo vídeos del Baloncesto pero no hay manerrra..... no puedo viviiir sin tii....