lunes, 11 de julio de 2011

The great SunMoon Lake






El objetivo del dia era llegar al Sun Moon Lake con suficiente tiempo para recorrerlo en bicicleta.
Nos levantamos tarde, lo que asi de primeras no ayudo mucho. El dia anterior Andreu se habia informado de los horarios de autobuses y donde cogerlos, asi que fuimos directamente a la parada y cogimos un bus a Taichun. En taichun, en lugar de esperar el siguiente autobus, cogimos un taxi que nos llevo directamente al Sun Moon Lake (una horita) por solo 50 centimos mas de lo que nos hubiera costado el autobus.

Llegamos sobre la una y nos pusimos a buscar habitacion. Preguntamos en un restaurante, y una camarera se llevo a Andreu. Cuando volvio, 10 minutos despues, nos dijo que habia encontrado una habitacion muy buena y barata. Seguimos a la camarera hasta la parte de atras del restaurante, pasamos las cocinas y bajamos a la bodega. Atravesamos un par de salas llenas de traastos y lavadoras y volvimos a subir para llegar a otras cocinas. A continuacion llegamos a una especie de casa particular, y de ahi subimos a nuestra habitacion.

Mas tarde ese dia, Andreu me conto que el edificio en si era un bloque de habitaciones y que una mujer se las habia alquilado a su duenyo original y ahora ella las alquilaba sin que el duenyo lo supiera. Todo muy bonito.


Mandu and noodles con salsa de cacahuetes

Salimos del hotel hambrientos y encontramos un lugar que por poco precio nos sirvieron unos dumplings un poco picantes y con salsa de cacahuete (PINDAKAAAS) bastantre buenos, pero escasos. Pedimos mas comida y nos trajeron unos noodles con la misma salsa, tambien deliciosos.
Por fin nos pusimos en marcha y alquilamos las bicicletas.


De la ruta en bici poco que decir. Espectaculares paisajes, culo-piernas-manos-brazos "agujeteados" al dia siguiente y mucho cansancio.


video





Campanillas enganchadas en las escaleras con deseos colgando



video

Pero valio la pena. Estuvimos montando en bici alrededor de cuatro horas, subiendo y bajando colinas, a veces a mucha distancia del lago y otras practicamente en la orilla. Tuvimos algun que otro problemilla de orientacion, y a ultima hora, cuando el sol se acaba de poner pero todavia hay luz, nos encontrabamos todavia a una buena distancia del lugar donde habiamos alquilado las bicis.






Apretamos un poco la marcha y llegamos a nuestro pueblo justo al empezar la noche. Nuestra preocupacion era que se nos hiciera de noche en mitad de la montanya, que sin luces ya veriamos las risas que nos echabamos.

video

Espectaculares vistas del sol al anochecer sobre el lago, al final del video.

video

Para variar, y haciendole honores al titulo del blog, nos perdimos. Pero de eso que no sabes ni por donde has venido ni por donde tienes que ir. Paramos a un motorista, como se ve en el video, y el hombre (nativo de taiwan, por cierto) nos guio con la moto durante un rato, yendo despacio para que pudieramos seguirle y esperandonos en lo alto de las cuestas.

Por la noche decidimos dar un paseo por las calles (muy turistico todo, pero sin exagerar), cenar y echarnos pronto a descansar.


video
He de decir que despues de lo que nos paso en el interrail, me considero un valiente haciendo un video asi!







Ruta de escape del hotel. Te coges una cuerda que hay junto al armario, la enganchas en el hierro que hay en el balcon, y te tiras de brazos abiertos y sonriente.... estos taiwaneses...

video
El interesante camino desde el restaurante de noodles hasta nuestra habitacion, pasando por las cocinas y las lavadoras y vetetuasaber que mas...

1 comentario:

  1. JO...no sé por qué confiaba en que cayeses en algún momento. Has cambiado Miguel, no eres el mismo..
    se te echa de menos!
    un beso!!
    Andrea

    ResponderEliminar